PORCIONES: 4

TIEMPO: 45 minutos

INGREDIENTES:

  • 1kg de tomate
  • 1/2 cebolla o 2 cdtas de cebolla en polvo
  • 2 zanahorias
  • 3 dientes de ajo o 1 cdta de ajo en polvo
  • 1 cucharadita de tomillo seco
  • 1 cucharadita de romero seco
  • Unas hojas de albahaca fresca
  • Sal y pimienta
  • Aceite de oliva

PREPARACIÓN:

  1. Lo primero, pelamos los tomates. Pero en vez de hacerlo uno a uno, utilizamos un truco muy útil. Con un cuchillo hacemos un pequeño corte, en forma de cruz, en la base de cada tomate. De alrededor de 1cm de profundidad. Después los metemos en una olla, con abundante agua hirviendo y dejamos aquí un minuto. Pasado este tiempo, la cáscara habrá salido casi sola.
  2. Después preparamos el sofrito de nuestra sopa de tomate. En otra cazuela ponemos a calentar a fuego suave un chorrito de aceite. Cuando esté caliente agregamos los dientes de ajo, la cebolla y la zanahoria. Todo bien picado. Salpimentamos para luego remover con una cuchara. Dejamos cocinar unos 10 minutos.
  3. Hecho esto añadimos el tomate ya pelado. Salpimentamos y agregamos el tomillo y el romero. Volvemos a mezclar y dejamos cocinar esto otros 15 minutos más.
  4. Vertemos esta verdura, ya bien cocinada, en un vaso batidor. Añadimos además el agua que habíamos utilizado para escaldar los tomates y batimos todo hasta obtener ya lo que será nuestra sopa de tomate.
  5. Devolvemos la sopa a la olla y volvemos a calentar. Dejamos cocinar a fuego suave unos 5 minutos más, para que haya intercambio de sabores. Pasado este tiempo emplatamos. Y para finalizar espolvoreamos con un poco de albahaca fresca picada, que le va a dar un toque muy interesante.

Foto: comedera.com/