SUMANDO CALORÍAS VACÍAS

Cada gramo de alcohol contiene 7 calorías, casi tanto como un gramo de grasa, así que una vaso promedio que tiene 10 gramos de alcohol nos regala unas 70 calorías. Tanto como una manzana, pero sin el aporte nutricional, razón por la cual se le conocen como calorías vacías.

Antes de disfrutar sin culpa ese “salud”, sepan que un vaso de cerveza tiene las mismas calorías que una bolsa de papitas envasadas. De igual manera, una copa de vino aporta lo mismo que una barra de chocolate. Mientras que dos copas van a corresponder a más del 20% de la recomendación diaria calórica total, sin dejar de mencionar que sobrepasan el consumo diario recomendado de alcohol; que equivalen a 6 cervezas o 10 copas de vino a la semana.

A TENER EN CUENTA

Si vamos a disfrutar de un aperitivo, les aconsejo alternarlo con un vaso de agua, para evitar la deshidratación. Nunca tengan el estómago vacío previo a la celebración, opten por una cena plena antes de salir a tomar, para evitar la tentación de opciones poco saludables.

Querer comer después de tomar es una realidad, dado que el alcohol activa neuronas que nos hacen sentir hambre. Por ende, corremos el riesgo de una sobreingesta de alimentos y de subir aún más de peso.

EL APERITIVO IDEAL

Y si queremos optar por un aperitivo menos calórico, les doy mis favoritos; al vodka le podemos agregar agua mineral y limón, jugo de arándanos light, o ginger ale light, no se olviden que el agua tónica también suma calorías. El whiskey es otra opción y si lo quieren con coca cola, tendrá que ser cero calorías. Otra alternativa es el tequila, pero debe ser el blanco con el jugo cítrico que más les guste. Las tres mencionadas cuentan con 100 calorías aproximadamente por cada porción de alcohol y carbohidratos escasos. No podía faltar en la lista el vino tinto, busquen uno seco, un Cabernet Sauvignon o un Pinot Noir, con menos calorías y carbohidratos. Eviten los licores cremosos que son de lejos los más calóricos.

Ahora sí, Salud!